Cómo podemos transformarnos?

 Primero: El autocuestionamiento

Es necesario que si estamos en una situación de vida que nos tiene sumergidos en la disconformidad o el sufrimiento sea momento de hacernos preguntas como las que menciono a continuación:

Me gusto como soy?

Qué me gusta de mi?

Estoy a gusto conmigo mismo/a?

Me siento aprisionado/a o libre?

Me gustaría cambiar y ser diferente?

Qué me impide ser como quiero ser?

etc, etc, etc.

Diseña tus propias preguntas y toma notas. Puedes tomar una hoja y hacer dos columnas. En una anotas lo que te gusta de ti y en la otra lo que te desagrada o te gustaría cambiar. En la primera también puedes poner tus habilidades y virtudes mientras que en la segunda tus dificultades y defectos.

El reflexionar pone nuestro cerebro prefrontal en acción para ir a la búsqueda del cambio.

Pero primero debes saber claramente hacia dónde quieres ir.

Usa tu imaginación para crear en tu mente cómo quieres ser.

Segundo: Decidir

Nadie puede meterse dentro de ti y hacerte cambiar, se trata de decisión y tú eres su dueño.

Cuando has tomado la decisión, ésta debe ser tan contundente que debe ser un BASTA a ser como eras! 

Y llevar adelante tu proceso de cambio ahora estará en manos de tu voluntad y constancia.

Al principio será duro (ya te explico a continuación el por qué) pero luego irá siendo paulatinamente más agradable el cambio.

Tercero: Tomar Consciencia

Observa tu vida, tu historia…

Cómo la percibes?

Esa percepción de ti mismo producto de esa historia es un recuerdo. Has repetido tantas veces lo mismo (pensamientos, emociones, conductas) que has generado tu personalidad.

Y hoy puedes describirte diciendo: Soy…

Eres producto de esas experiencias que viviste y los estados emocionales que las acompañaron generando los recuerdos que hoy reproduces.

Fíjate que todos los días tienes casi los mismos pensamientos de ayer, antes de ayer y más atrás…Somos más repetidores que pensadores.

Para romper todo esta estructura grabada debes generar en tu cerebro una poda de conexiones sinápticas que generaste a partir de tus seis semanas de vida en el vientre de tu madre cuando eras del tamaño de un garbanzo o menos.

Tu cerebro es un frondoso árbol y muchas de sus ramas requieren ser podadas para que den lugar a nuevas ramas, para que ese árbol siga siendo árbol pero más equilibrado y armonioso.

Sin pecar de simplista creo que es valedera la comparación dado que nuestro cerebro es quien genera la mente y, ésta a medida que repites sus producciones (pensamientos) se generan emociones que irán programando las células de tu cuerpo.

Te doy algunas pistas para saber por dónde andas en cuanto a tu libertad de decisión con respecto a tu pasado. Si eres una persona reactiva al entorno, que sufres, que duermes mal, que te desvalorizas fácilmente, que te pones máscaras para funcionar en la vida, que te comparas con los demás…pues has aprendido patrones que debes desarticular para generar nuevos. Esos patrones llevan años instalados en ti,  los llamamos metafóricamente tu niño interior. Allí guardaste como un tesoro tus experiencias más traumáticas si las tuviste y aunque te cueste entender, hasta el día de hoy te condicionan.

Esas viejas ramas que necesitas podar han crecido gracias a la percepción de tus sentidos, los pensamientos y las emociones asociadas a ellos. Por lo tanto, debes comenzar por diseñar nuevos pensamientos.

La mente no para, debes TOMAR CONSCIENCIA  de tus pensamientos inadecuados. Por allí puedes comenzar.

DECIDE no escuchar el parloteo de tu cerebro por ejemplo cuando te dice cosas como: deja para mañana, es difícil, no vas a poder, siempre fuiste así, eres incapaz, etc, etc. Tú conoces esos pensamientos negativos mejor que nadie.

Cuarto: Perseverar

Hasta que DECIDISTE cambiar vivías en lo que llaman zona de confort o dentro de lo memorizado y conocido.

Cuando comiences a cambiar tus pensamientos esas voces que mencioné antes se incrementarán generandote incomodidad. Es lo normal. El cuerpo tiene tan memorizados tus procesos pensamiento/emociones/conductas que lo repite en automático.  Y al querer romper esa secuencia aparecerá resistencia al cambio.

Aquí tu fuerza de voluntad es crucial. Sólo de tí depende continuar o tirar todo por la borda.

Consejo: apoyate con un coach o guía para que puedas acudir a él cada vez que flaquees. Se requiere de un proceso bien orientado para lograr tu transformación.

Pronto el cuerpo empezará a familiarizarse con los cambios sobretodo si has sido FIRME  y DETERMINADO.

Aparecerán las pruebas: vivir situaciones familiares pero transitarlas con otra conducta. Si antes por ejemplo reaccionabas ante una situación ahora ELIGES no seguir haciéndolo. Reflexionas antes de actuar y decides cómo quieres comportarte.

Vendrán a visitarte los recuerdos de cómo eras antes…Debes saberlo y estar muy atento. Si las emociones te superan debes tranquilizarte primero y dejar fluir (debes encontrar la manera de que las emociones negativas te ganen). Hay muchas maneras de lograrlo: poner nombre a lo que sientes, respirar, EFT, hacer ejercicios, gritar, llorar, escribir, llamar a alguien para que nos escuche, etc.  Debes encontrar la que te sirva para tranquilizarte. Nunca tomes decisiones importantes en un estado emocional inadecuado porque no puedes reflexionar, nuestro cerebro se bloquea, se desactiva la corteza prefrontal donde tenemos nuestro autocontrol.

Si lograr reproducir este proceso que describí varias veces poco a poco irás generando nuevos comportamientos y el cambio empezará a concretarse.

Posible? Claro que sí! Somos muchos los que hemos logrado hacerlo! Tú puedes!

Bendiciones

Analía

 

 

Cerebro y memoria en el adulto

Estudiar neurociencias me ha permitido derribar mitos que la mayoría de nosotros sostenemos como verdades.

Te aporto conocimientos “comprobados” para que tomes consciencia de cómo te tratas y cambies lo que sea necesario para que tu cerebro funcione a pleno, así tu calidad de vida puede mejorar y tener una vejez digna.

¿CÓMO MEJORAR LA MEMORIA?
 
Dicen que no se puede enseñar trucos nuevos a un perro viejo, pero cuando se trata del cerebro, los científicos han descubierto que este viejo adagio simplemente es falso.
El cerebro humano tiene una asombrosa capacidad para adaptarse y cambiar, aun en la vejez.
Capacidad que se conoce como neuroplasticidad.
Una memoria fuerte depende de la salud y la vitalidad del cerebro. 
Con el estímulo adecuado, el cerebro puede:
 
1/ Formar nuevas redes neuronales, nuevas sinapsis. 
 
2/ Alterar las conexiones existentes. Así como adaptarse y reaccionar de distintas formas (osea CAMBIAR). La increíble habilidad del cerebro para remodelarse a sí mismo es válida cuando se trata del aprendizaje y de la memoria.
 
3/ Aumentar la capacidad intelectual: puedes aprovechar la energía natural de la neuroplasticidad para aumentar tus habilidades cognitivas, mejorar tu capacidad para aprender y manejar nueva información y por supuesto fortalecer la memoria.
 
ACCIONES CONCRETAS PARA CUIDAR EL CEREBRO Y SUS FUNCIONES:
 
1/ Alimentarse bien y suplementar con productos naturales.
Al igual que un atleta basa en el sueño y en una dieta nutritiva la capacidad para realizar su mayor esfuerzo, tu capacidad de recordar aumenta en la misma medida que nutres tu cerebro con una dieta de calidad y otros hábitos saludables. Una dieta variada y balanceada permite que tu cerebro genere los neurotransmisores necesarios para funcionar óptima y eficazmente, la memoria es una de sus funciones. 
 
2/ Hacer ejercicios físicos
Al mismo tiempo que ejercitas el cuerpo, estas ejercitando el cerebro.
La forma como tratas a tu cuerpo puede influir en mejorar tanto en tu capacidad de procesamiento como en recordar información.
Los ejercicios físicos aumentan la cantidad de oxígeno que llega al cerebro y reduce el riesgo de trastornos que conducen a la pérdida de memoria, como la diabetes y enfermedades cardiovasculares.
También puede potenciar los efectos de sustancias químicas cerebrales útiles (endorfinas por ejemplo) y proteger las células cerebrales.
 
3/ Dormir. 
La almohada mejora tu memoria porque cuando te privas de sueño, es difícil que el cerebro funcione a plena capacidad.
Tanto tu creatividad como las habilidades para resolver problemas y de pensamiento crítico se ponen en peligro cuando no se duerme adecuadamente.
Si estudias, trabajas o tratas de hacer malabares con muchas exigencias de la vida, privarte del sueño es una receta para el desastre.
El sueño es fundamental para el aprendizaje y la memoria.
Las investigaciones muestran que es necesario dormir para consolidar la memoria, proceso que ocurren durante las etapas de sueño más profundas (REM).
4/ Hacerte tiempo para diversión y amigos.
Innumerables estudios han demostrado que una vida llena de relaciones con los amigos y el factor diversión representa la mejor opción con miras a los numerosos beneficios cognitivos.
No estamos destinados a sobrevivir y mucho menos a prosperar, en aislamiento.
Las relaciones estimulan nuestro cerebro, de hecho, interactuar con otras personas puede ser el mejor tipo de ejercicio cerebral.
Las investigaciones muestran que el tener relaciones significativas y un fuerte sistema de apoyo son vitales no sólo para la salud emocional, sino también para la salud del cerebro, ya que permiten aumentar la capacidad intelectual. Las personas con vida social activa tienen una tasa más lenta de pérdida de memoria. 
Espero que esta nota te sea de utilidad para mejorar tu existencia en este plano físico.
Bendiciones.

Creer y Hacer para Lograr lo que deseamos.

Voy a hacer concreta: nos gusta soñar pero nos cuesta hacer. Pasa que nos ponemos excusas diversas: es que me crié así, no tengo los conocimientos necesarios, me falta esto o aquello, no tengo suerte…te suena? O le echamos la culpa al gobierno, la economía, el barrio o a quien nos mire mal. En fin, nos excusamos para no hacer lo que hay que hacer.

Muchas veces el trasfondo es que no sabemos bien “qué queremos” por lo cual nuestra motivación cae abruptamente. Y por otro lado “no creemos que podemos” lograr ciertos objetivos, es decir que dudamos de nuestra capacidad.

Empecemos por el principio: creo en mí? Me siento capaz de ir tras mi sueño o anhelo? me doy cuenta que soy mi propio obstáculo?

Parate frente al espejo y observate:  cómo te ves? qué te dice tu vocecita interior? te juzga? te pondera? 

Hay personas que no pueden hacer ese ejercicio frente al espejo porque no se aceptan, porque se rechazan, se sienten desvalorizados, no se gustan. En cambio quienes tienen seguridad en sí mismos y una sana autoestima lo hacen tranquilamente y hasta tienen diálogos como: qué lindo soy! cada día me veo mejor! vamos por más!…

Simplemente se trata de darnos cuenta cómo está nuestra autoimagen para entender por qué no podemos avanzar en la concreción de lo que deseamos. Y lo mismo ocurre cuando sentimos que no podemos relacionarnos como nos gustaría, algo pasa internamente a nivel mental.

Si creemos que podemos, si tenemos una buena autoestima y autoconfianza es difícil que las dificultades nos derroten fácilmente. Nuestra actitud podrá bajar un poco pero pronto nos recuperaremos para seguir adelante tras la conquista de nuestros objetivos.

También puede ocurrir que no seamos constantes, que la disciplina sea una debilidad. Sostener acciones en el tiempo nos hace disciplinados y aquí la fuerza de voluntad es la que rige nuestra vida.

La mente suele jugarnos malas pasadas si no sabemos educarla, dirigirla, porque tiende a hacer lo que aprendió, lo de siempre, a repetir los patrones adquiridos, usando siempre los mismos circuitos neuronales. Esto tiene que ver con nuestro funcionamiento cerebral, el cual siempre tiende a ser lo más económico posible. Pensar o aprender algo nuevo al cerebro le demanda más energía, lo cual ya es un escollo a enfrentar en nuestro interior. Esto explica por qué la educación desde pequeños es tan importante, todo lo que aprendemos desde niños será lo que prevalezca en nuestra adultez facilitando u obstaculizando nuestro éxito en la vida.

Esto que comento es un poco el fundamento de porqué nos cuesta tanto cambiar y generar nuevos hábitos. Pero con decisión  y determinación se puede lograr. Será necesario autoevaluarnos en todos los aspectos que mencioné para que la motivación sea más fuerte que la experiencia vivida previamente. Indudablemente el autoconocimiento y la honestidad con nosotros mismos son factores cruciales.

Vivir una nueva “vida” liberándonos de patrones del pasado se puede convertir en una apasionante aventura. Sólo debemos estar claros en lo que queremos y ponernos en acción.

Un ejercicio que te invito a hacer es el siguiente: tomate unos minutos de tranquilidad al aire libre preferentemente, observá el entorno, todo lo que hay en él, los colores, las formas, unos minutos sólo de observación;  luego cerrá los ojos y concentrate en los sonidos del lugar, lejanos y cercanos, agudiza tu percepción auditiva; continua con tu respiración, concentrate en sentir cómo el aire entra por tu nariz, llevalo hasta el abdomen y luego exhalá lentamente relajando tu cuerpo, inhala y exhala varias veces lo más pausado posible; ahora sentí tu corporalidad, los latidos de tu corazón, tu cuero cabelludo, tu piel, la temperatura del entorno, los olores… Disfruta de este momento de No Mente. Con este ejercicio activas los sentidos, te predisponés a vivir algo diferente.

Es muy probable que cuando vuelvas a tus actividades te sientas un poco raro/a lo cual significa que lo hiciste muy bien!. Haz el hábito de tomarte todos los días un rato para conectarte con tus sentidos, ello disminuye el stress y vas a sentirte más motivado para Hacer lo que hay que hacer.

Sólo será cuestión ahora de ir monitoreando los resultados de nuestras acciones para corregir y ajustar. Si la frustración aparece habrá que revisar nuestras creencias para planificar nuevas estrategias. Todo esto aplica a cualquier objetivo que nos pongamos: bajar de peso, cuidar nuestra salud, cursar una carrera, formar una pareja…lo que tú quieras. Recuerda que debes tener bien claro qué quieres y así el Universo no podrá resistirse a dártelo si persistes.

Mi propuesta de coaching transformacional usando técnicas de PNL, EFT, Mindfulness, Huna, etc. está orientada a ayudarte a lograr esos cambios que querés y no lográs producto de tu historia, de lo que repetís y repetís sin encontrar una salida. A veces no podemos solos, debemos pedir ayuda, lo cual también es un aprendizaje que se puede convertir en el inicio de un cambio que ni imaginábamos.

Bendiciones y feliz vida!