Analía Herrlein Blog

Sanar mi interior, un desafío.

by admin
Los comentarios están desactivados para esta entrada.
Los recuerdos, primeros indicios Nacemos con un buen equipaje de creencias de nuestra evolución, cultura, familia. Todas limitaciones que, mientras somos niños pese a ellas, somos totalmente abiertos y receptivos a lo que nos da la vida. Vivimos con entrega y pasión. Con las primeras heridas comenzamos a construir las primeras corazas y máscaras, es decir, generamos mecanismos que nos permitan adaptar y sobrevivir. Esto último no es lo mismo que vivir, así nos vamos enredando en lugar de danzar con la vida. Para darnos cuenta de cómo anda nuestra salud emocional, a veces sólo basta con echar una mirada [...]

Los pequeños líderes

by admin
Los comentarios están desactivados para esta entrada.
Liderazgo familiar, el ejemplo. La mayoría de los padres queremos que nuestros hijos se desarrollen, sean felices y en lo posible que les vaya mejor que a nosotros. Sin embargo nos contradecimos con la forma en que los educamos. Esto se debe a que simplemente repetimos lo que hicieron nuestros padres con nosotros, pues esa es la información que tenemos referida a ser padres. Los hijos aprenden del ejemplo, de lo que observan en sus padres, de las palabras que les dicen, de las creencias que los padres tienen sobre la vida. Esto es lo preponderante en sus vidas, luego [...]

Tu interior emocional

by admin
Los comentarios están desactivados para esta entrada.
Somos como una naranja... Voy a contarte una anécdota para que comprendas a qué me refiero cuando digo interior emocional. Un conferencista llevó a su disertación una naranja y preguntó a los participantes que si la exprimía qué saldría de ella, y pues todos respondieron jugo. Pero qué jugo? preguntó. Y jugo de naranja! respondieron al unísono. Y porqué no jugo de manzana o de pomelo? Y porque es una naranja y no otra fruta! contestó alguien por ahí. Y si la exprimo más fuerte qué saldrá? Y más jugo de naranjas!! Gritaron en la audiencia. Pues así es! asintió [...]