Cuando nuestra relación está mal…

Una historia como tantas…

Andrea es un mujer joven, bonita, trabajadora, inteligente pero que se siente atrapada en una relación antes magnífica con su pareja. No entiende qué le ocurre pero sí sabe lo que siente casi a diario cuando se encuentra con su marido. Sus palabras le resultan agresivas e interpreta cierto rechazo en el hombre con el cual comparte su vida desde hace más de 10 años.couple-1343952_1920

Se conocieron jóvenes, se enamoraron y resolvieron tres años después contraer matrimonio. Tuvieron dos hijos y ella hoy parece no entender cómo se enamoró de ese hombre. El tampoco comprende qué le ocurre a ella pero se consuela suponiendo que es sólo una crisis.

Pero vayamos un poco más atrás. Andrea fue una hija no deseada por su madre, pero sí mucho por su padre. Nació días más tarde de la fecha prevista y resultó una beba muy flacucha. Creció junto a sus padres pero el sufrimiento la acompañó muchos años…su padre bebía y las borracheras lo convertían en un ser muy agresivo con su familia.crying-2856_1920

La niña se convirtió en una destacada alumna en sus años escolares. Ya adulta resultó muy autoexigente. Su   autoestima evidentemente dañada la convertía en un ser muy sensible que solía rebajarse ante los demás. Estas situaciones Andrea las vivía con mucha angustia, pasaba horas llorando encerrada en su habitación.

Enamorarse de aquel hombre había sido fabuloso, le había dado la seguridad y protección que tanto anhelaba. Creyó que sus años de sufrimientos habían quedado sepultados en el pasado.

¿Qué creen que le ocurre hoy? Pues las heridas emocionales de su niñez se hacen presentes y ni ella comprende porqué se siente así.

Como le interesa mucho su familia investiga qué puede hacer. Una amiga, esas que tanto necesitamos en la vida, le recomienda el coaching como una alternativa para subsanar su situación.

En unas pocas sesiones Andrea logró entender qué le afectaba, tomó consciencia de que su niñita interior estaba muy lastimada, y ello generaba en su interior esa gran presión emocional que la martirizaba. Poco a poco fue recobrando su felicidad y ganas de disfrutar con su esposo.

Ese niño o niña que fuimos queda retenido en la profundidad del ser. Es preciso sanarlo para que la paz y armonía invadan el alma. La autora Lise Bourbeau en su libro “Las cinco heridas que te impiden ser tú mismo” sostiene la teoría de que venimos a vivir una experiencia vinculada a esas heridas del alma. Simpatizo mucho con ese concepto pues pude hacer mi propio proceso de sanación.

¿Cómo te relacionas?

 

Nuestros primeros vínculos

Los seres humanos somos seres de relación: nuestra primera relación inicia en el vientre materno. Los sentimientos que nuestra progenitora tenga hacia ese pequeño ser que somos son más que importantes. Ese primer vínculo queda ya impreso en nuestra memoria celular. Así si llegamos al mundo sin ser deseados es muy probable que se instale en nosotros la primer herida del alma: el rechazo. Y ésta nos acompañará durante nuestras vidas convirtiéndose en un gran desafío sanarla y superarla. pregnant-woman-1130612_1920

Nacemos y la historia continúa: aparece la figura de papá y el resto de la familia. Si nos sentimos amados y contenidos esos vínculos serán maravillosos pero si hay excesos como la sobre protección o el abandono, es muy probable que aparezcan dificultades a medida que crecemos para relacionarnos. La cercanía de mamá es primordial para un neonato para lograr su desarrollo emocional.

Soy madre de cinco hijos y una actúa por instinto a la hora de criar a un hijo pero a veces pese a ello nos equivocamos. Recuerdo que no permitía a mi hijo mayor ensuciarse y cuando comenzó el jardín la maestra sorprendida me manifestó que al pequeño no le gustaba trabajar con materiales blandos que pegotearan sus dedos. Imaginen mi vergüenza!! Pequeñas cosas que hacemos tienen gran impacto en las personalidad de nuestros descendientes. baby-428395_1920

Un pequeño cuyos padres trabajan todo el día sentirá en cierta forma abandono de parte de ellos y esa es otra gran herida de la infancia. Estos niños se convertirán en adultos con relaciones de co dependencia con sus parejas por ejemplo.

Ser padres es una tarea ardua en la cual los equilibrios y límites son fundamentales para que los hijos se desarrollen plenamente. Y el tema de relacionarse es de gran peso en los pequeños. Hoy sabemos del bullying en los colegios y muchas veces la raíz está en la crianza. Un niño que ha sido castigado desmedidamente o burlado por sus progenitores o parientes es un blanco fácil.persons-731514_1920

Concluyendo nuestra manera de relacionarnos se inicia en la gestación, luego iremos  modelando a nuestros padres y adquiriendo sus formas. Ser conscientes de esto hace que podamos generar cambios. El primer paso es darnos cuenta de cómo aprendimos a relacionarnos con los demás. A partir de allí con ayuda se pueden ir gestando los cambios que necesitemos para mejorar nuestros vínculos. Si se quiere, se puede.

 

Todo inicia en una idea o pensamiento

¿Te diste cuenta que todo lo que te rodea primero fue una idea de alguien?

Somos creadores. Sí, creas tu realidad todo el tiempo, a cada instante. ¿Cómo? simplemente pensando. Tu mundo exterior refleja tu mundo interior. Es así de simple. “Pero yo no cree estos problemas que tengo” me dirás. Estás seguro?.woman-sitting-1232880_1920

Vivimos bajo los dominios de nuestro inconsciente, el 95 % de lo que hacemos lo hacemos en modo “automático” sin tener consciencia de ello. En esa caja negra que todos tenemos están almacenados todos los archivos generados desde la gestación. Nos ponemos la falda o el pantalón siempre de la misma manera, usamos las mismas frases o palabras, nos cepillamos los dientes todos los días de la misma forma, conducimos nuestro automóvil por las mismas calles….en fin Vivimos repitiendo. Pero…prestamos atención a nuestros pensamientos? ¿Qué calidad de pensamientos tenemos? “Es que no tengo tiempo para eso”…Ups…deberías recapacitar si piensas así pues se te va la vida y no te das cuenta….Un pensamiento repetido se convierte en corto tiempo en tu realidad.frustration-1241534_1920

“Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado; está fundado en nuestros pensamientos y está hecho de nuestros pensamientos”. Buda

Todos  los objetos que te rodean fueron una idea de alguien que se puso a pensar en serio y seguramente ganó mucho dinero con ello. Puede que te subestimes y te sientas incapaz de “crear”…pues es un error, todo el tiempo creas. Todos somos geniales , sólo que no lo creemos.

Claro que Uno elije ya que el libre albedrío es para todos. Si piensas que te va a ir mal, que el mundo está fatal, que la gente es de tal o cual forma, estás haciendo juicios inútiles para ti y para todos. Y esos qué son? Pensamientos.

Tomate unos instantes y escucha a tu mente…qué ideas andan dando vuelta allí ahora? ¿Te escuchas? Si la primera vez te cuesta, sigue intentando hasta lograr percibir qué pensamientos estás teniendo. Allí está la clave de todo lo que te está sucediendo en el exterior.

Si quieres cambiar esos pensamientos y consideras que hacerlo solo es muy difícil, pide ayuda. El coaching es una magnífica oportunidad de cambio. Ecológico, sano, respeta tus principios y valores, optimiza la utilización de tus potenciales, profundiza el autoconocimiento. De la mano de un facilitador o coach puedes lograr cambios en tu manera de pensar. Los cambios interiores se verán reflejados en el exterior en corto tiempo.

 

“Ni tu peor enemigo puede hacerte tanto daño como tus propios pensamientos.Buda