¿Cómo está tu niño interior?

El niño interior o Alma (Jung) es un gran archivo de todas nuestras vivencias que guardamos  desde las primeras semanas de gestación. Se dice que el lugar físico donde habita es a nivel del plexo cardíaco en la profundidad de nuestro corazón. A ese nivel están insertos los brazos en un plano horizontal y oh casualidad! Utilizamos los brazos para abrazar o herir al otro. Todo niño llega al mundo con un paquete de creencias evolutivas, culturales, familiares que lo limitan pero peso a ello… todos fuimos niños abiertos, receptivos, curiosos, entusiastas, apasionados, espontáneos.  hands-1176673_1920
Un niño  juega y aprende, fluye con sus emociones, no juzga ni se juzga, no hiere….
La crianza y la educación pronto comenzarán  a impactar en el pequeño, y éste aprenderá a construir sus primeras corazas, es decir, generar mecanismos que le permitan adaptarse y sobrevivir. De esa manera la herida queda sepultada en la psiquis del niño.
Esas heridas quedan latentes allí y el adulto edifica su vida como puede. La estabilidad emocional es un gran indicio de cómo está nuestro niño interior, es un factor muy importante para poder adaptarnos a los cambios. Muchas enfermedades tienen sus raíces en esta etapa. Por todo esto que les comento les sugiero contactar a su niño interno, consolarlo y sanarlo.
Tips para recuperar tu niño interior:
-Cómprate un helado o tu golosina preferida y disfrútala como si fueras un niño, siéntete un niño feliz mientras lo haces. kid-974180_1920
-Identifica a tu personaje favorito en la infancia, tu Héroe y piensa en los valores que le aportó ese personaje a tu vida. Imagina que te transformas en ese personaje…qué harías siendo él? man-1082887_1280
-Tírate descalzo en el piso y sueña como niño….deja que los pensamientos fluyan. Qué fantasía tienes en ese estado? Es realizable? Hazla realidad!!!!
-Cómprate un juguete o rescata si tienes guardado alguno de tu niñez y tenlo a mano para sentirte niño cuando lo necesites. Juega unos instantes con él cada tanto.
-Si hay niños en tu familia conversa y juega con ellos…tírate de “panza”al suelo y comparte su juego, ríete con ellos.dad-909510_1280
-Mírate al espejo cada mañana y mirándote a los ojos pregúntate: qué necesitas? Escucha de tu interior la respuesta.
-Busca ayuda si crees que no puedes solo, un facilitador o coach pueden ayudarte a salir de ese estado de dolor.
-Quédate todo un día en pijamas en tu casa, cómodo como un niño.
Estos tips apuntan a que puedas consolar a tu niño interno sobretodo cuando los recuerdos de la infancia te generan angustia o sensaciones que no deseas. Ello significa que tu niñito está herido y como tal hoy adulto experimentas emociones que no puedes explicar ni entender. Dichas emociones o sentimientos tienen sus raíces en los primeros años de vida o en la gestación misma pues nuestro cerebro desde entonces graba las emociones maternas. Reflexiona: cómo fue mi infancia? Recuerdo cosas amorosas que me hacen sonreir? Los tips que te describí arriba son excelentes para acobijar a tu niño si consideras que lo necesitas. Tú eres el experto en tu vida, te conoces como nadie. Conecta con tus necesidades. Deja de ignorarlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al navegar en este sitio aceptás las cookies que utilizamos para mejorar tu experiencia.