El arte de modelar el éxito

Quieres saber cómo se modela el #éxito? Este artículo es para ti. Lee atentamente y al final del mismo comprenderás que todo se puede lograr, pero primero entiende cómo es una persona con éxito (sólo logró lo que tú buscas antes que tú).

La inteligencia emocional en un exitoso es un factor preponderante. Este tipo de persona aprendió a gestionar sus propias emociones y las de los demás. Esto tiene que ver con el autoconocimiento, la autoconsciencia, la sensibilidad a las emociones de los demás, todo confluye en la habilidad para generar vínculos y relaciones altamente eficaces y productivas. Dije con claridad: aprendió, es decir que ser competente es un aprendizaje. Para adquirir esas habilidades la persona buscará expertos que le enseñen y entrenen. Esto implica ser honesto y humilde para recibir asesoría y consejo de quienes saben más pero que ya tienen los resultados que buscas.

Una persona que aspira al éxito deberá saber qué características o habilidades debe desarrollar:

# Amor y pasión por lo que hace: si lo que desarrolla no lo apasiona, será difícil generar entusiasmo en los demás para conseguir clientes, socios, etc.

# Constancia y Perseverancia: no abandonar hasta…LOGRARLO. El compromiso será consigo mismo y con la vida, esto sumado al primer punto le permitirá superar los escollos que seguro se presentarán en el camino. Recuerda que lo fácil lo hace cualquiera y hoy en el mundo la mayoría de las personas no está feliz con su vida. Éxito es lograr manifestar lo que tanto deseas y sueñas tú mismo.

# Autoliderazgo:  es preponderante el #autoconocimiento, la #autorregulación emocional, el desarrollo de la #empatía y la #humildad para vincularse con otros seres humanos de igual a igual, sin titulismos ni egoísmos. Aquí el coaching te facilitará explorarte, determinar tus desafíos interiores, comprenderte y diseñar un plan de acción a tu medida, que sea acorde a tus reales posibilidades según tus recursos disponibles.

# Educación y Acción: poner el conocimiento en acción (ese es el verdadero aprendizaje) creará la experiencia. Aquí el #miedo al #error puede interferir si se es #perfeccionista o demasiado competitivo.  Sin acción no habrá aprendizaje real.

El éxito deja huellas: Si tú quieres tener éxito en tu profesión, en tu vida personal, en lo que sea, tienes que modelar el éxito. Ya hay otras personas que han tenido éxito en lo que tú estás tratando de lograr; entonces, lo único que tú tienes que hacer, en vez de ir y reinventar la rueda, es ir y #modelar el #éxito de otras personas. Aquí también necesitarás ser muy honesto contigo mismo comprendiendo tus posibilidades y limitaciones. Y aquí quiero dejar claro que considero que los seres humanos ignoran el potencial que tienen hasta que en “situaciones apremiantes” se corren de su zona de confort para ir por lo que “necesitan” dejando de justificarse como lo hacían antes. 

#Modelar no es copiar literalmente sino adaptarlo a nuestra persona. De lo contrario perdemos autenticidad e identidad. No necesitas dejar de ser tú, necesitas ser una mejor versión de tí mismo que te facilite acercarte a lo que anhelas.

#Modelar a alguien significa que sigues los pasos que ha dado para convertir un negocio o profesión mediocre en un negocio o profesión exitoso, lo modelas según tu propia personalidad, según tu propia forma de ver el mundo, según tus propios recursos, y ello va a garantizar el éxito con tu propio sello personal. 
Necesito aclararte que este proceso tiene un fuerte componente inconsciente y cuya manifestación es la “admiración”. Cuando admiramos a alguien estamos en cierta forma ser como ese ser. Fijate que los niños toman de sus personajes admirados sus valores. Reflexiona sobre tí mismo, qué personaje admiraste en tu infancia y te sorprenderás al ver lo parecido que puedes ser a él. No me creas, compruébalo tú mismo.

Sugiero seguir a las personas exitosas en lo que nos interesa; y la única forma para poder modelarlas es aplicar la regla número 3, o sea pasar a la acción: educarse y aplicar el conocimiento.

Este proceso puede llevarte meses, años o toda la vida, todo lo que ocurra será equivalente a lo que experimentas cuando haces un viaje, sólo que aquí será más intenso y productivo para ti: habrás vivido con propósito y serás inspiración para otros seres humanos. 

¡Feliz viaje!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al navegar en este sitio aceptás las cookies que utilizamos para mejorar tu experiencia.